Criterios de evaluación

Proceso para el dictamen de textos

Los textos sometidos a dictamen para su posible publicación en la Revista Mexicana de Investigación Educativa (RMIE) son evaluados en tres pasos:

 a) Evaluación del editor. Es responsabilidad del equipo editorial de la RMIE. Comprende la verificación de originalidad (mediante software anti-plagio), la verificación de formato (extensión, estructura y bibliografía), así como una apreciación general de pertinencia temática (si es una investigación educativa y/o de interés para la revista en este momento) y calidad de redacción. Los textos que no satisfacen alguno o varios de estos elementos pueden ser rechazados en este paso.

b) Evaluación del Comité y Consejo editoriales (primera etapa). La dirección de la RMIE distribuye los manuscritos enviados entre los integrantes del Comité y Consejo editoriales, que los eligen según su interés o área de especialidad. La evaluación en este paso puede aceptar o rechazar textos. En caso de aceptación, se solicita al evaluador la propuesta de posibles lectores para realizar el dictamen académico formal.

c) Dictamen académico doble-ciego. Los textos aprobados en las primeras etapas son enviados a dictaminadores pares académicos, quienes toman la decisión final sobre la publicación de los manuscritos enviados. Generalmente dos dictaminadores se encargan de esta tarea y en caso de discrepancia se acude a un tercer dictamen.

 Importa resaltar que la primera etapa no es una evaluación de fondo que deba ser argumentada con amplitud, ello corresponde a los dictaminadores. Esta es un control de calidad útil para seleccionar los trabajos que mejor se ajustan a las características, objetivos y perfil académico de la RMIE.

La RMIE seguirá el mismo procedimiento para la distribución de manuscritos a los órganos editoriales (Comité y Consejo) esperando de ellos una decisión (artículo no publicable o artículo para ser dictaminado), la expresión de una razón principal en caso de rechazo, y la sugerencia de dictaminadores académicos para los textos que superen el primer filtro.

 Criterios de calidad

El criterio fundamental que orienta la selección de textos para ser dictaminados es su calidad académica. Se espera que los textos sean relevantes y pertinentes, que aporten nuevos conocimientos al campo disciplinario y que estén correctamente organizados y redactados. En particular:

 a) Pertinencia. Los artículos de investigación para la rmie deben abordar una problemática educativa específica, que puede corresponder a cualquier área o campo de la investigación en educación, así como a cualquier enfoque conceptual o metodológico de la misma. El contenido debe permitir identificar el área temática a la que corresponde la investigación. Se considera prioritaria la publicación de textos que contribuyan al avance del conocimiento en las disciplinas de la investigación educativa.

b) Relevancia. Se considera prioritaria la publicación de trabajos de investigación que analicen temas, condiciones y problemáticas educativas contemporáneas, y cuyos resultados contribuyan a su comprensión, a la argumentación crítica fundada, e incluso al diseño de alternativas y soluciones.

c) Alcance. Son aceptables estudios macro o micro, comparativos o de caso. También son aceptables evaluaciones de intervenciones, metodologías, instrumentos, técnicas o tecnologías siempre y cuando incluyan datos originales sobre su aplicación. En el caso de instrumentos, es importante señalar las fases para su construcción (o adaptación) así como los métodos de confiabilidad y validez utilizados.

d) Discusiones. Son aceptable artículos, de notable calidad y rigor académico, basados en la presentación de debates de naturaleza conceptual o metodológica.

 Criterios de contenido

Se espera que los artículos de investigación propuestos a la RMIE satisfagan requisitos básicos de la comunicación académica del género. Principalmente los siguientes:

 a) Presentación del problema. El texto debe hacer una presentación clara del problema u objeto de estudio, así como de los objetivos o preguntas de investigación, contexto, relevancia del estudio, entre otros elementos.

b) Revisión de la literatura relevante. El texto debe incluir una revisión general o específica del “estado del arte” del conocimiento del tema de estudio, así como la referencia a los estudios relevantes sobre el mismo. Asimismo, el texto debe presentar y discutir los principales elementos conceptuales o teóricos que dan sustento al análisis del problema u objeto de estudio. La revisión de la literatura y el encuadre conceptual del texto puede estar incluido en la sección introductoria o bien en una sección específica.

c) Presentación de la metodología. El texto debe describir con claridad, y de preferencia justificar, el procedimiento metodológico seguido en la investigación. Según la metodología empleada, se debe incluir la presentación de las técnicas, modelo(s), validez estadística de muestras, procedimientos e instrumentos para la recolección de datos, estructuras de códigos y categorización de datos, entre otras posibilidades.

d) Presentación y análisis de resultados. El texto debe incluir la presentación de los principales resultados y hallazgos de la investigación, así como el análisis de su significado en términos del marco conceptual correspondiente y del problema de investigación planteado.

e) Los textos deben incluir una sección de conclusiones, que puede tener otra denominación, pero su contenido debe presentar respuestas a las preguntas o hipótesis de la investigación, así como las principales consecuencias teóricas y, en su caso, prácticas de los resultados.

 Criterio de forma

Los artículos de investigación presentados a la RMIE deben satisfacer los criterios de forma exigibles a un trabajo académico de alta calidad: redacción clara, coherencia argumental, uso adecuado de elementos gráficos (tablas y figuras), pertinencia y actualidad de las referencias bibliográfica, entre otros aspectos (ver Instructivo para autores).